Antisistema

Llevo mucho tiempo intentando encontrar una definición real para este calificativo, aún no he hallado una respueta satisfactoria, pero sí tengo claros algunos conceptos.

Quien creyera que el sistema implicaba un sistema de sanidad universal y gratuito ahora debería ser antisistema. Quien creyera que el sistema implicaba el derecho a una educación pública ahora debería ser antisistema. Quien creyera que el sistema implicaba la soberanía del pueblo ahora debería ser antisistema. Si creias en cualquier bondad del sistema ahora deberías ser antisistema.

Cuando oíamos la palabrita en los telediarios patrios nuestra imaginación pintaba un joven con «mala pinta», greñudo, sucio, violento, y las imagenes que acompañaban la noticia nos creaban y reforzaban esta visión. A partir de hoy deberíamos tener claro que no es asi, que los verdaderos antisistema son Sres. con «buena pinta», que quienes se han cargado y siguen cargándose el sistema van trajeados de marca, encorbatados, perfectamente peinados y afeitados, viven en el Ritz, trabajan en el Congreso.

Hoy, a propuesta de CIU, el congreso aprobará el tiro de gracia a nuestro ya precario estado de derecho, se criminalizará el derecho de manifestación, y quien se quede sentado en una plaza que es suya, que es nuestra, será considerado «integrante de organización criminal». Será una ley de excepción.

El resumen de lo que pretenden estos antisistema de la Carrera de San Jerónimo es: Vota cada 4 años, si eres tan ingenuo de creer que sirve de algo, y luego o te mantienes sumiso o preso. Al menos han evitado hacer coincidir la fecha con el aniversario del último golpe de estado que sufrimos en España, hubiera resultado sospechoso.