Optimismo

Soy un seguidor de radiocable.com, y por ende de su director/fundador/almamater Fernando Berlin.

No hace mucho  explicaba a un amigo mio, por enésima y última vez, que no soy pesimista, que un pesimista es “un optimista bien informado”, y que yo solamente intento adelantarme unos dias a lo se nos viene encima. Luego oia a Fernando enfrentándose a Paco Marhuenda, y a quien hiciera falta, defendiendo, como si de una campaña a presidente de los EE.UU se tratara, un algo parecido al “we can” de Obama, negándose a ser apocalíptico, tomando su café matutino, como siempre, que de ésta salimos.

Fernando Berlin seguramente sea, por necesidades de su empresa, una de las personas mejor informadas de nuestra piel de toro, y me encanta cuando exhibe, ya sea mediante documento impreso o “excel a mano”, su conocimiento profundo sobre tal o cual tema.(De sus fotos 360º no voy a decir nada, ni de su conocimiento de la doctrina del shock).

Pero no puedo estar de acuerdo con su optimismo.

Fernando, hace poco celebré mi medio siglo de vida, y poco antes de mi aniversario fuí una víctima mas de esta gran estafa y una de las primeras de la estafilla doméstica denominada “reforma laboral”. Se hacer muy bien muchas cosas, se hacer de todo, diría yo, y seguramente los años de vida laboral que me restan son superiores a las espectativas de supervivencia de cualquier empresa. Pero el hecho es que con 50 años soy mayor, no intereso al actual sistema.

Fernando, yo soy muy consciente de que jamás encontraré un trabajo en esta patria nuestra. Aunque salgamos de ésta rápìdo. La exclusión laboral a las personas de mi edad es, en España, un mal tan estructural como el fraude fiscal, y tu lo sabes mejor que yo.

Fernando, tienes un mensaje que haga que YO sea optimista?

De todas formas, mañana leeré tu twitt del café, oiré tu reconfortante optimismo, y me alegrará, aunque sepa que aunque llevaras toda la razón……. para mi, para muchos,  llegaría tarde.